Citroën

Doble opinión: Citroën C4 Cactus

El renovado SUV de Citroën, que ahora es importado desde Brasil, mantiene su diseño exterior e interior original y tiene un buen nivel de equipamiento para lo que ofrece el segmento. Mirá en este informe la doble opinión de Minuto Motor.

Citroën decidió entrar al segmento de los SUVs compactos con un modelo importado desde España que, fiel al estilo de la marca, rompía la tendencia de diseño y aparecía con los novedosos Airbumps que protegían al vehículo de los “toques” cotidianos. Ese era el C4 Cactus que sorprendió a más de uno y enamoró a unos pocos.

Más en Minuto Motor: Nuestro test sobre la Nissan Kicks

El siguiente paso de la marca francesa en el segmento fue ampliar su participación y eso lo hizo también con el C4 Cactus pero esta vez con líneas renovadas que mantenían el estilo e importado desde Brasil. De esta manera consiguió “acomodarse” en precio y ofrecer un producto con un alto nivel de equipamiento y con el ultra probado motor THP que tienen varios vehículos del Grupo PSA.

Citroen C4 Cactus
A diferencia del modelo europeo cuenta con barras de techo. Foto: Citroën

El Citroën C4 Cactus es una apuesta fuerte de la firma francesa que tiene como objetivo ser el modelo más vendido de la marca en Argentina. Condiciones, características y algunos otros beneficios tiene para ser un SUV a considerar a la hora de elegir en uno de los segmentos con más crecimiento del mercado.

A continuación, la doble opinión de Martín Echaide y Santiago Di Pardo del renovado C4 Cactus:

Exterior

Martín Echaide: Cuando este Citroën llegó al país, tenía en los laterales unos enormes apliques plásticos huecos denominados Airbumps. Según la marca, estos podían amortiguar golpes y reducir así el impacto en el vehículo. Ahora, en la versión regional, los promocionados Airbumps desaparecieron. De esta manera, la imagen del vehículo se vio sumamente afectadas. En lo particular, creo que el cambio fue positivo, pues ahora el diseño exterior es más prolijo, pero seguramente habrá quien extrañe el plástico negro en la carrocería.

El C4 Cactus ahora viene desde Brasil. Foto: Citroën

Otra de las notorias modificaciones es el despeje. El C4 Cactus fue elevado para que ahora sea un SUV del segmento B y no un crossover. Si bien mantiene el diseño largo y no muy alto, la altura del chasis lo ubica en el segmento deseado por la marca. La carrocería continúa siendo bitono, algo que gusta en el mercado local. El diseño es atractivo y muy bien logrado. Es, sin dudas, algo que conquista a primera vista, ya que no hay ningún vehículo parecido.

Santiago Di Pardo: Al igual que Martín, creo que el Citroën C4 Cactus es un vehículo que te conquista con su exterior. También pienso que el estilo jugado hace que tenga personas que lo aman y otras que no lo verán con buenos ojos.

Más en Minuto Motor: Mirá a la renovada Ford EcoSport

La reubicación de los Airbumps (ahora son plásticos y no cumplen ninguna función específica) le mejoró la estética y la ampliación del despeje lo transformó en un SUV. El gran beneficio de este modelo es que tenes un SUV pequeño que no se parece a ninguno de sus competidores. Probablemente, el que elija un C4 Cactus para su próximo vehículo estará enamora de “su” auto porque este modelo no es una elección racional sino sentimental.

Interior

MM: En el interior se pueden apreciar ciertos vicios del Mercosur. Los materiales se debaten entre los de buena calidad y algunos mejorables. En las puertas hay unos generosos portaobjetos que, por carecer de algún revestimiento, se vuelven ruidosos cuando se les coloca un juego de llaves, monedas o algo que se mueva con las frenadas.

El espacio es un punto a favor. Hay buen lugar en las cinco plazas, lo que hace que viajar en el C4 Cactus sea algo placentero.

El instrumental es completamente digital y de un diseño rupturista. Hay que acostumbrarse, pero luego es de fácil lectura. Lo que sí, al tener una colocación bastante vertical, se ve afectado por el reflejo del sol. Una inclinación hubiese solucionado el problema.

Citroen C4 Cactus
Así es el interior del Citroën C4 Cactus. Foto: Citroën

Las regulaciones de la butaca son mecánicas y el volante multifunción se puede acomodar en altura y profundidad, por lo que la posición de manejo es bastante buena.

SD: Acá tuvimos una fuerte discusión con Martín. A él le parece que el interior es generoso para cinco ocupantes y yo creo que las plazas traseras pueden mejorar bastante. En otros modelos del segmento vas más cómodo y me parece que está más pensado para cuatro pasajeros que para cinco.

Donde coincidimos es en el diseño. Es bonito con fácil lectura y tiene tecnología acorde a lo que pide el modelo. La pantalla multimedia es la misma de la que ofrece el nuevo C4 Lounge. Es táctil de siete pulgadas, tiene navegador, cámara de retroceso y Apple Car Play y Android Auto.

El puesto de manejo, con regulaciones manuales para la butaca y el volante, es confortable con la típica posición elevada del segmento. La capacidad del baúl, con sus 320 litros, está en la media del segmento. O sea… es ajustada.

Motor y confort de marcha

MM: El C4 Cactus tiene un confort de marcha muy bueno. El motor 1.6 THP de 165 CV, que el grupo PSA usa para la mayoría de los modelos que comercializa en la Argentina, le da una movilidad dinámica y una agilidad superlativa. Los sobrepasos no son problema, ya que la potencia del propulsor es mayor a la que el vehículo necesita para ese tipo de maniobra.

SD: A mi me tocó manejar la versión naftera de 115 caballos de potencia. No le pidas prestaciones deportivas pero “apretalo” en la ciudad. Esta opción está pensada para darle un uso más cotidiano con un consumo más reducido y condiciones para andar en el tránsito citadino sin ningún tipo de problema. Esta unidad está asociada a una caja manual de cinco marchas con pasos marcados.

Más en Minuto Motor: La Chevrolet Tracker se vuelve negra

En ruta a 120 km/h. va cómodo aunque una sexta marcha le vendría de maravillas. Por supuesto no es de los modelos que mejor dobla porque no está preparado para ello pero respeta las características que ofrecen todos los modelos del segmento. A diferencia de sus competidores, no tiene una opción 4×4 en el mercado que, aunque sea una pequeña porción los que lo compran, sería una variante a tener en cuenta.

En los laterales se han removido los Airbumps, elemento característico en su antecesor. Foto: Prensa Citroën

A pesar de ello, el despeje que tiene hace que puedas meterte en un offroad liviano con las precauciones necesarias.

El consumo en ciclo mixto rindió unos 8,8 litros cada cien kilómetros.

Equipamiento y seguridad

MM: Acá hay que hacer un capítulo aparte. El equipamiento del C4 Cactus es superlativo. El sistema ADAS (Advanced Driver Assistance System) sale de lo común y es aún en la Argentina y un equipamiento de lujo.

Dentro de los atributos del Adas se destaca el frenado de emergencia, que impide una colisión ante la falta de respuesta del conductor, a una velocidad no mayor de 30 kilómetros por hora. Además, cuenta con detector de cambio de carril, que avisará, mediante un sonido y una luz testigo en el instrumental, cuando el SUV cambie su trayectoria y el conductor no haya utilizado el guiño. Es verdad que puede ser algo molesto, pero… hay que acostumbrarse a indicar cada maniobra, con ADAS o sin él.

Más en Minuto Motor: El DS3 Crossback llegará al país

Además, suma aviso a la falta de atención del conductor, que dispara señales sonoras y visuales luego de un análisis sobre la modificaciones poco comunes en el manejo (por ejemplo un zigzagueo) y detector de fatiga, que le avisa a quien maneja que lleva al volante más de dos horas a velocidades superiores a 70 kilómetros por hora y recomienda tomar un descanso.

Citroen C4 Cactus
Mucha tecnología y seguridad para el Citroën C4 Cactus. Foto: Citroën

A esto hay que agregarle ESP, asistente de arranque en pendiente y el Grip Control (control de adherencia).

SD: Martín lo dijo todo. El Citroën C4 Cactus está en los más alto nivel del segmento desde su modelo de entrada de gama.

Conclusión

El Citroën C4 Cactus es uno de los modelos más revolucionarios del segmento. Tiene dos opciones de motores que le ofrecen al cliente la variante entre un SUV de ciudad y otro de ruta. El diseño es amor o odio. Yo estoy más del lado del amor aunque eligiría otra opción. El equipamiento y la tecnología no tiene discusión. Es uno de los mejores del segmento.

Este nuevo producto de la marca francesa se quedó con el Premio PIA 2018 de SUV Regional y eso demuestra que no es un vehículo más de los SUVs pequeños.

Precios y versiones

  • VTi 115 Feel $645.500-
  • VTi 115 Feel Pack $710.000-
  • VTi 115 EAT6 Feel Pack $759.000-
  • THP 165 EAT6 Shine $867.000-

2 replies »

Deja un comentario