Sedan

Test: Volkswagen Virtus 1.6 Highline

El sedán desarrollado sobre la base del Polo, y que se ubica en el segmento B+, se caracteriza por un buen diseño y un gran equipamiento. Motor TSI de 110 caballos de potencia y caja automática Tiptronic.

Volkswagen completó su gama de sedanes con la llegada del Virtus. Este modelo, que se fabrica únicamente en la Planta de Anchieta (Brasil), se ubica por encima del Voyage y reemplaza al fugaz Polo Sedán que era importado desde la India.

Más en Minuto Motor: Test: Fiat Cronos Privilege

Desarrollado exclusivamente para el Mercosur, el Virtus compite en uno de los segmentos que más escasos del mercado pero que sus pocos competidores se renovaron en este último tiempo: el B+. Su principal rival es el Fiat Cronos que aunque parezca algo raro comparten las buenas y las no tan buenas características. Bonito por fuera y por dentro, buen equipamiento de confort y seguridad y una motorización antigua que hace penar a la caja automática Tiptronic.

Volkswagen Virtus

Viene de Brasil al igual que el Polo.
Foto: Volkswagen

Diseño exterior

Pensado sobre el Polo hachtback que se vende en Argentina, el Virtus está muy bien logrado. Bien al estilo de la marca alemana, este pequeño sedán sigue las líneas de sus hermanos mayores con una caída del techo tipo fastback y una terminación ondulada hacia el baúl al estilo del Passat. El lateral tiene una doble línea de cintura que marca su diseño ascendente desde la parte frontal hasta la parte trasera.

A diferencia del Pólo, el Virtus es más amplio en casi todas sus dimensiones a pesar que este desarrollado sobre la misma plataforma. Por ejemplo, el largo es de 4480 mm (+423 mm), el ancho es de 1751 mm (similar) y la altura es de 1468 mm (+2 mm). Por supuesto, para mejorar el espacio interior, la distancia entre ejes ascendió hasta los 2650 mm (85 mm).

Volkswagen Virtus

El diseño está bien logrado.
Foto: Volkswagen

Los dos exponentes de este segmento en plena renovación son el Volkswagen Virtus y el Fiat Cronos. Más allá que creo que ambos tienen un diseño bien logrado las diferencias son amplias. El modelo de la marca alemana tiene un estilo más elegante y el de la italiana tiene rasgos mas juveniles y deportivos. Los restantes competidores son el el Citroën C-Elysee y el Peugeot 301 con diseños más conservadores.

Diseño interior

Otro de los puntos altos del Virtus. El espacio para los pasajeros es amplio, el tablero digital marca una amplia diferencia con sus competidores, la posición de manejo es buena y el sistema Discover Media con la pantalla de ocho pulgadas es una de las mejores del mercado. Además, el detalle del Virtus es que cuenta con el sistema Watson: una aplicación de inteligencia artificial, desarrollada por IBM. Este sistema responde las posibles dudas que tiene el usuario sobre el vehículo, utilizando como base de datos el manual del usuario. Reconoce diferentes tonos de voz y puede responder más de 5000 preguntas.

Más en Minuto Motor: Todas las características del Volkswagen Virtus

Vamos por partes. Gracias a la mayor distancia entre ejes con respecto al Polo, en el Virtus pueden viajar cuando adultos cómodos. Todo ellos pueden guardar sus pertenencias en el baúl porque con sus 521 litros, es el mejor del segemento. La posición de manejo tiene la amplia ventaja que la butaca se ajusta en altura y el volante en altura y profundidad.

Por el lado de las tecnologías, el Virtus dispone del novedoso tablero digital Active Info Display y de una pantalla de ocho pulgadas en la consola central con el Discover Media con GPS y App Connect.

Volkswagen Virtus

Gran equipamiento de tecnología.
Foto: Volkswagen

Pensado y fabricado en el Mercosur, la calidad del interior también está pensada y fabricada para el Mercosur. Los plásticos son todos duros y las terminaciones y las superficies son ásperas. Bien al estilo Volkswagen, no mucho confort pero probablemente durará por un largo tiempo.

Motor y confort de marcha

Seguramente con una mejor combinación mecánica el Virtus sería uno de los autos más vendidos del mercado. Cuenta con el antiguo MSi de 1.6 litros y 16v que equipaba el Golf de entrada de gama. Este impulsor alcanza unos 110 caballos de potencia y un torque de 155 Nm. Está combinado con una caja automática Tiptronic de seis marchas (con convertidor de par).

Volkswagen Virtus

Se ofrece con caja manual o automática.
Foto: Volkswagen

No hay turbo y no hay opciones. ¿Querés un Virtus? Solo está disponible con este motor y podes elegir entre transmisión manual o automática. En Brasil hay más variantes pero aún no estarán disponible en Argentina.

El motor es lento y la caja automática lo hace aún más perezoso. Hay que pisar bien a fondo para bajar dos o tres cambios para tener una reacción acorde a lo que se necesita. Si logras esa reducción de marchas el impulsor suena como si estuviese haciendo el 0 a 100 en escasos seis segundos pero si miras el cronómetros las cuentas se te duplican.

Más en Minuto Motor: Plan de ahorro para el Virtus

Lo llamativo que una vez que el Virtus está en el velocidad crucero el confort de marcha y el comportamiento dinámico es bueno. Tiene una buena dirección y la suspensión está bien reguladas para andar en ciudad y en ruta.

Volkswagen Virtus

El Volkswagen Virtus ofrece una capacidad de baúl de 521 litros. Foto: Volkswagen

Hay que recordar que este motor siempre fue “gastador”. El Virtus con caja automática mejoró su rendimiento pero no deslumbró. Después de una semana y de más de 500 kilómetros, el consumo llegó a los 8,2 litros cada 100 km. en el ciclo mixto.

Equipamiento y seguridad

Acá volvemos a uno de sus puntos fuertes. Tanto el equipamiento de confort como el de seguridad están al nivel de los sedanes de segmentos superiores. Desde la entrada de gama, cuenta de serie con cuatro airbags, frenos ABS con EBD, anclajes Isofix, control de estabilidad, control de tracción y asistencia al arranque en pendiente.

Entre los recursos de seguridad activa proporcionados por la estrategia modular MQB está el sistema de frenado automático post-colisión (de serie en todas las versiones) que activa automáticamente los frenos cuando el vehículo se envuelve en un golpe para reducir la energía cinética residual.

Volkswagen Virtus

Aspecto moderno y diferente de sus competidores.
Foto: Prensa Volkswagen

El Highline agrega cámara de estacionamiento trasera, climatizador automático y guantera refrigerada, apoyabrazos delantero central, USB en apoyabrazos trasero, difusores de aire traseros, control de velocidad crucero, sensor crepuscular con activación de luces automática, sistema “Coming & leaving Home”, limpiaparabrisas automático con sensor de lluvia, espejo interior con antiencandilamiento automático, sensor de estacionamiento delantero y sistema de apertura y encendido sin llave.

Conclusión

El Volkswagen Virtus casi no tiene puntos flojos. Lamentablemente, el punto más polémico es su única combinación mecánica y varias veces este ítem decide una compra y tuerce la balanza para un competidor.

Con un equipamiento de confort y seguridad de alto nivel, buen espacio en el interior y un diseño logrado, el sedán de la marca alemana es una de las grandes opciones del escasos segmento B pero tiene el mismo problema que el Cronos tope de gama. El Highline cuesta unos $658.400- y ahí empieza a competir con los entrada del segmento C. Y otra vez… ¿tope de segmento B o entrada de segmento C? Yo me quedo con la segunda opción. Al Virtus lo buscaría en su opción Comfortline.

5 replies »

  1. Buenos días, solo una aclaración, el Manual Cognitivo de IBM Watson esta disponible para todas las versiones.
    saludos!

Deja un comentario