Hatchback

Doble Opinión: Peugeot 208 Feline 1.6 115 CV Tiptronic

El Peugeot 208 fue uno de los lanzamientos del año y ameritaba que pase por la exclusiva doble opinión de Minuto Motor. Pros y contras del hatckback de la marca francesa.

La llegada del Peugeot 208 de producción nacional reanimó al segmento B y a la marca francesa para estar de nuevo en el tope del mercado.

Con un diseño exterior e interior atrevido, nuevas tecnologías y más equipamiento, el hatchback elevó la vara del segmento. Ante tanta evolución, hay un ítem que quedó “olvidado” por la marca que es su motorización que sigue siendo la misma que la de su antecesor.

Más en Minuto Motor: Mirá otras doble opinión de Minuto Motor en este link

Pese algunos detalles, el Peugeot 208 llegó para ser el líder y en nuestra doble opinión te contamos que nos gustaría que mejore y qué es perfecto en la nueva generación del modelo que se fabrica en la planta de El Palomar.

El modelo se desarrolla en la planta de El Palomar. Foto: Peugeot

Exterior del Peugeot 208

Martín Echaide: Es un auto cautivante. Atrae miradas y no pasa desapercibido. Su imagen es moderna, elegante y, a su vez, algo atrevida. En el frente se destaca una gran parrilla con detalles pintados símil cromo. El león ubicado en el centro, sobre la patente, refleja en nuevo ADN de la marca que decidió excluir su logo del capó y volver a ponerlo en la parte delantera.

Las luces frontales juegan un papel preponderante en el diseño de la variante Feline. El conjunto de LED se compone por tres líneas verticales cortas dentro de los cristales y una cuarta larga integrada al paragolpes. Esta última simula los colmillos del felino y esto le queda muy bien.

Peugeot 208
Un diseño totalmente atrevido y siguiendo la líneas de los últimos modelos de la marca. Foto: Peugeot

En el lateral se observa la uniformidad cromática de la carrocería que solo se rompe con los parantes de las puertas y, por supuesto las llantas. La parte posterior muestra cierta deportividad con el alerón colocado sobre el portón.

Santiago Di Pardo: Martín lo describió a la perfección. El nuevo Peugeot 208 tiene una líneas muy atrevidas que hacen que llame la atención en todo momento. A mi parecer, al igual que la generación anterior, este modelo tiene una estética que puede perdurar por muchos años. Tal es así que si hoy, al viejo 208 se le da un “refresco” estético posiblemente podría ser un gran competidor de este nuevo vehículo.

Interior

ME: Tiene varios ítems para destacar. El primero es el i-Cockpit 3D, este concepto con el que a marca francesa equipa a varios de sus últimos modelos. Un volante compacto y posicionado sin inclinación es algo a lo que hay que acostumbrarse. No es incómodo ni mucho menos, pero es algo fuera de lo habitual.

Peugeot 208
Fiel al estilo de la marca, el 208 cuando con el techo eléctrico. Foto: Peugeot

El instrumental es digital y pose una proyección tipo holograma. Esto, además de ser atractivo, le da al tablero un diseño futurista de buen gusto. Además de ser altamente configurable, el tablero permite las informaciones en segundo plano, lo que es útil. La pantalla central, mediante la cual se controla el sistema de audio y otras funciones es táctil de 7” con Mirror Link (Android Auto y Apple CarPlay). La botonera debajo de la pantalla tiene un diseño vintage. Un buen toque singular.

Las texturas y los materiales del habitáculo son, en general, muy buenas y las butacas tienen un tapizado que combina cuero, tela y alcántara y son cómodas. El espacio en las plazas delanteras es muy bueno, en las traseras no tanto, aunque esto ya es un denominador común del segmento.

Más en Minuto Motor: Se lanzó el nuevo Peugeot 208 GT

Por último, el baúl tiene una aceptable capacidad de 311 litros con una rueda de auxilio temporal, que es uno de los puntos flojos.

SD: Otra vez la descripción de Martín fue al detalle. La coincidencia es casi total salvo por su habitalidad donde creo que el Peugeot 208 está en falta. Las plazas delanteras tienen un espacio correcto que fue ganado por el i-cockpit pero las plazas traseras son bastante chicas. Un adulto con una altura mayor al promedio va incomodo. El espacio para las piernas y los hombros es muy ajustado.

El espacio interior quedó en deuda. Foto: Peugeot

La calidad de los materiales es buena, bien al estilo Mercosur con mezcla de plásticos blandos y duros. Por último, y no me voy a cansar de repetirlo, el i-cockpit tiene una gran posición de manejo pero si no estas acostumbrado los primeros días te va a resultar algo incomodo. Con el tiempo todo se acomodad.

Motor y confort de marcha

ME: La motorización queda en deuda. No es que sea mala, de hecho le calza justo al vehículo. Pero lo cierto es que se trata de un propulsor 1.6 aspirado que viene derivado de los viejos TU5 que impulsan al 206. Esta unidad rinde pero contrasta con la modernidad general. Al nuevo 208 no le sobra nada en cuanto a propulsión con los 115 caballos de fuerza.

Peugeot 208
Tiene el motor de la generación anterior con 115 CV. Foto: Peugeot

En cuanto al confort de marcha no hay motivos para quejarse. La transmisión Tiptronic es de suaves pasajes y el andar es continuo, sin sobresaltos. Esto eleva aún más la sensación de comodidad en el habitáculo. La maniobrabilidad en curvas es muy buena y con el volante compacto el conductor sentirá el pleno control del auto.

SD: Que lindo hubiese sido verlo con un 1.0 o 1.2 Turbo pero nos quedamos con las ganas del producto que se fabrica en Argentina. Este 1.6 de 115 CV está perfecto para que el precio no se eleve aún más y para el uso diario en la ciudad.

Mirá como fueron las ventas de mayo en el mercado argentino

Más allá de que un nuevo impulsor le hubiese dado un salto de calidad aún mayor, el confort de marcha de este recontra probado motor es bueno. No le pidas demasiado cuando estés en la ruta o en el autopista porque toda la combinación mecánica está pensada para otro uso. La caja Tiptronic tiene ese patinado habitual y una reacción correcta (olvidate que sea una doble embrague).

Equipamiento y seguridad

ME: Este es uno de los puntos más altos del Peugeot 208. Los sistemas ADAS que equipa, por lo general, están destinados a segmentos superiores. Por eso, el hecho de que este modelo lo tenga es algo para destacar.

Lo mejor del nuevo 208 es su equipamiento. Foto: eugeot

El modelo cuenta con alerta de riesgo de colisión + freno automático de emergencia, lector de carteles de velocidad, alerta de fatiga del conductor, cámara de 180 grados como asistente de estacionamiento, mantenimiento de línea del carril activo, alerta atención conductor por cámara, adaptación automática del entorno luminoso, pero no tiene control de velocidad crucero adaptativo.

Otros elementos destacados que completan su rico equipamiento son el control de estabilidad, el asistente de arranque en pendiente, los frenos ABS con asistencia de frenado de urgencia y cargador inalámbrico para celulares.

Mucha tecnología. Foto: Peugeot

SD: Coincidencia 100% con la opinión de Martín. El salto de calidad con respecto a la generación anterior es exponencial. La opción tope de gama, la Feline que probamos, es de lo mejor del segmento.

Conclusión

La nueva generación del Peugeot 208 es aire fresco para el segmento B hatch. Un gran nivel de equipamiento y un diseño novedoso que lo ponen como un referente. Por supuesto para mejorar queda la motorización y el espacio interior para que sea perfecto. La primera se puede solucionar con una evolución mecánica pero para la segunda habrá que adaptarse a no tener el confort de la generación anterior.

El precio de la versión Feline que estuvo en la doble opinión de Minuto Motor es de $2.767.200.-

1 reply »

Deja un comentario