Marcas

Planes de ahorro: la “gran estafa” a los clientes

En una encuesta realizada en nuestras redes sociales, buscamos las palabras de nuestros seguidores para que nos cuenten su experiencia con los planes de ahorro.

Son varias las veces que nos llegan las consultas sobre como actuar antes los planes de ahorro que se ofrecen en el mercado argentino. Nuestra respuesta es siempre la misma: “Si puede conseguir el dinero, evítenlo. Sino lean muy bien la letra chica porque se pueden llevar varias sorpresas”.

Más en Minuto Motor: Mirá la nueva propuesta de Volkswagen que asegura el valor de todas las cuotas

Hay muchas aristas que modifican las condiciones de estos. Todo comienza al firmar el contrato. Por más que te digan otra cosa, al acceder a un plan de ahorro, el valor de la cuota es móvil en todos los casos. La arancel está conformado por varios ítems y todos aumentan. ¿Entonces? Tenés que exigir la información exacta por escrito para saber cómo va a funcionar el plan de pago.

Planes de ahorro
Los concesionarios son los más apuntados en la quejas.

Para seducirte, habitualmente las concesionarias ofrecen beneficios o premios que luego de la primera cuota o pasado un tiempo desaparecen. Todo lo que te digan de palabra tenés que tenerlo por escrito para que no se pierda en el camino.

¿Cómo llego a mi 0km. cuando empiezo a pagar? Hay que licitar por un valor muy alto o salir sorteado. Una vez logrado, el plazo de entrega es, generalmente, de más de 90 días. La entrega debe estar en el contrato firmado.

Toyota suma un plan de ahorro para varios de sus modelos

La última de las problemáticas es el dinero que invertiste si después te arrepentís. Cuando deseas no continuar con el plan, podes renunciar dejando de pagar, pero para que te devuelvan el dinero hay que esperar hasta la última cuota pactada. Además, no hay manera de recuperar la parte de las cuotas que corresponde a gastos administrativos.

Planes de ahorro
Un gran porcentaje de los reclamos en Defensa del Consumidor son por los planes.

Las automotrices buscan crear nuevas herramientas para que los clientes lleguen a los vehículos porque los planes de ahorro no funcionan (son pocas las que sí). Por algo, es el reclamo que más se realiza en “Defensa de las y los consumidores”.

Planes de ahorro: la palabra de nuestros lectores

Ante la consulta en las redes sociales, nuestros seguidores dejaron sus palabras y solo uno de todos los que respondieron estuvo conforme con el trato que le dieron. Eso es una muestra clara que lago no está funcionando en este sistema y que las marcas y las concesionarias deben actuar para mejorar esta gestión que cada vez es más cuestionada.

Más en Minuto Motor: Así fueron las ventas del mercado argentino en abril

Acá todas las declaraciones que dejaron en la cuenta de Instagram de Minuto Motor:

  • “Malísima. La letra chica es interminable y nadie sabe asesorarte como corresponde. La primera cuota tiene un valor, la segunda otra y la tercera ya no se puede pagar”.
  • “Pagué una cuota y me fui por falta de asesoramiento. En resumen perdí plata porque me dijeron que iba a pagar una cosa y finalmente era casi el doble. Lo deje de pagar”.
  • “Pésima. Solo sirve para ahorrar dinero y al valor que ellos quieren. No sirve para comprar un auto de ninguna manera”.
  • “Tengo un plan y lo dejé de pagar en la cuarta cuota porque se fue a un valor muy caro. Lamentablemente perdí plata porque la devolución de ese monto sería dentro de dos años”.
  • “Mi experiencia fue buena. Si bien tuve un sola, cumplieron con casi todo lo que me habían informado. Lo pude sacar y aún sigo pagando las cuotas”.
  • “Un detalle que paso con mis viejos. Te venden los planes de ahorro pero no te aclaran que si pasaste la edad jubilatoria no podes sacar el auto a la hora de la adjudicación. En realidad te lo ofrecen y dicen que lo pongas a nombre de un familiar. Con mis viejos zafé pero tuve que pelearla fuerte”.
  • “No hay manera que sirva esa mentira de los planes de ahorro. Todas las cuotas tienen los valores que ellos quieren y jamás te cumplen con lo pautado”.
  • “Tengo un plan de Volkswagen Up! y me están descontando un 50% de mi sueldo. No puedo pagar eso y desde la concesionaria no me dan ninguna solución”.
  • “Soy de los que finalmente licité rápido porque no se podían pagar las cuotas que me pedían. Conseguí plata por otro lado y trate de cancelar lo máximo posible. Te aumentan sin sentido”.
  • Muy mala. Sacamos con mi esposa un un plan de ahorro en la concesionaria Lepic para comprar un Renault Captur. Al momento de firmar el plan nos calcularon la cuota con la inflación para que tengamos un estimativo de lo que íbamos a pagar por mes. Además, nos ofrecieron cuotas gratis. El valor de la cuota no se respetó nunca. Mes a mes iban aumentando sin parar. Al momento de llegar al la cuota gratuita nos informaron que era solo si habíamos retirado el vehículo. Ese fue el momento de tomar la decisión de cancelar el plan. Por supuesto, perdimos el dinero que ya habíamos pagado.
  • “Me lo vendieron por teléfono. Fui a la concesionaria firmé pensado que era lo que me habían dicho y nada que ver. En la segunda cuota me di de baja. Una estafa”.

1 reply »

Deja un comentario