4x4

Doble opinión: Nissan Frontier LE 4×4, AT7

Esta pickup posee un rico equipamiento y un gran rendimiento, tanto en el uso urbano como en el manejo off road. La Frontier LE se fabrica en la Planta de Santa Isabel, Córdoba.

El segmento de las pickups es uno de los más competitivos del mercado local. Con la Frontier LE, Nissan posee un vehículo que busca ser protagonista y que posee atributos para lograrlo.

Fabricado en la planta que Renault tiene en Santa Isabel, Córdoba, es modelo ofrece un completo equipamiento que enriquece el nivel de confort y seguridad.

EXTERIOR

Santiago Di Pardo: Mi opinión es que la Nissan Frontier nació linda y sigue siendo linda. Por ahí no es lo más novedoso del mercado, pero muchas veces pasó que cuando quisieron renovar las nuevas generaciones de otras marcas no quedaron bastante bien.

La Frontier LE es la versión tome de gama sin contar las ediciones especiales. Foto: Nissan.

El estilo sigue la línea de los últimos modelos de la marca. La parte delantera es la que respeta la estética de los SUVs con esa amplia parrilla con el logo en el centro. Los detalles están terminados en cromado y en el portón trasero tiene una calco con los colores de la bandera nacional que dice “producida en Argentina”.

Más en Minuto motor: Nissan exporta su Frontier a nuevos mercados

Lo importante de esta versión tope de gama es que la estética está más pensada para el uso lúdico que para el trabajo. Una muestra de ellos son las llantas de 18 pulgadas con sus neumáticos respectivos que no te van a ayudar mucho en el offroad. Para la ciudad y la noche… tiene una facha bárbara.

Martín Echaide: En cuanto al diseño no hay mucho para resaltar que no se haya dicho. Es una pickup mediana que mantiene los estándares habituales de este tipo de modelos. Un frontal amplio con una gran parrilla que tiene un marco cromado al igual que las luces buscahuellas. El acierto de la imagen es haber encontrado ese balance que necesita un vehículo de uso mixto. Que en los momentos de trabajo en el campo se muestre agresiva y que en uso en la ciudad sea un vehículo de líneas fluidas.

Interior

SD: La calidad de los materiales está al nivel del segmento. Los plásticos son todos duros y los detalles están bien terminados. No pidas el confort de un sedán porque es una pickup. Y les recuerdo por si alguno lo olvido… este tipo de modelos fueron desarrollados para el trabajo con la rusticidad que los caracteriza.

La posición de manejo es buena y las butacas tienen regulaciones eléctricas y el volante también se puede adecuar a la altura deseada (falta la profundidad para que sea perfecta).

Las plazas traseras son cómodas pero no sobresalen con respecto a sus competidores. Al igual que todas las pickups medianas, el espacio para tres adultos es reducido. Cuenta con cinco apoyacabezas y cinturones inerciales para todas las plazas.

Una pantalla de 8,2″ en la consola ventral se destaca en el interior. Foto: Nissan

Posee un sistema multimedia con una pantalla de 8 pulgadas que suma cámara de visión trasera y 360° para ver todos los ángulos. Otra de las novedades en la versión tope de gama que probó Minuto Motor es la inclusión del techo solar eléctrico que le da un poco de glamour.

ME: En este punto también hay coincidencia, pero sí cabe destacar que los asientos delanteros calefaccionados le otorgan un elemento de confort más para un auto de alta gama que para un vehículo de trabajo. Eso es lo que tiene la Frontier LE. La personalidad para embarrarse y la clase para lucirse.

Más en Minuto Motor: Doble opinión: Nissan Kicks Exclusive CVT

La insonorización podría ser mejor. Es lo único que se le puede reprochar a un habitáculo que ofrece un buen nivel de confort y un generoso espacio.

Motor y confort de marcha

SD: La Nissan Frontier está equipada con un motor 2.3 L biturbo de cuatro cilindros que desarrolla unos 190 caballos de potencia y un torque máximo de 450 Nm. Se puede asociar con una caja manual o una automática de siete marchas. Según la marca, alcanza los primeros 100 km/h en 12,5 segundos y la recuperación entre 80-120 km/h la realiza en 8,7 segundos.

La pickup de producción nacional ofrece una buena habitabilidad. Foto: Nissan

El motor está preparado para una buena entrega de potencia en baja. Tiene un gran confort de marcha en ciudad, en ruta y en caminos hostiles. Para el transito citadino la única complicación es la dirección que es algo lenta y angulo de maniobra es bastante flojo. Varias veces tuve que realizar maniobras para estacionar y no es lo suficientemente dócil.

En ruta anda a la perfección. La caja de siete marchas hace que las revoluciones bajen para mejorar el confort. Un detalle es que a pesar de las rpm bajas, el motor es bastante ruidoso.

Este modelo tiene atributos de sobra, ya sea para el uso off road o para el urbano.

Además, se trabajaron los ángulos de ataque, salida y ventral para ofrecer una mejor capacidad de maniobra y se mejoró la altura del vehículo para ofrecer mayor elevación. Sus ángulos son: entrada 30°; ventral 23° y salida 27°. Asimismo, el despeje en el diferencial central es de 22 cm.

ME: En la misma línea que Santiago. Pero sí es necesario resaltar que la Frontier LE es algo saltarina. No es que sea un problema y ni siquiera es un atributo exclusivo del modelo. Por lo general, las pickups tienden a tener este andar que, lógicamente deben tener. Lo de lógicamente se debe a que para el manejo off road se necesita una suspensión que absorba las irregularidades. Esto, sumado al amplio despeje, hace que en la conducción urbana se sienta una especie movimiento similar al de una cuna que se mece. No es algo ni positivo, ni negativo. Simplemente es una característica a la que hay que acostumbrarse.

Equipamiento y seguridad

SD: En cuanto al confort, ofrece climatizador automático bizona y el el sistema multimedia Nissan Connect con pantalla táctil de 8 pulgadas, con navegador, USB, Bluetooth, compatible con Android Auto y Apple CarPlay y reconocimiento por voz de serie. Con respecto a la tecnología, la versión LE añade el sistema Around View Monitor con cuatro cámaras que dan una visión 360°.

En el plano de seguridad, la opción tope de gama equipa seis airbags (dos en las restantes versiones), quinto apoyacabeza, ganchos Isofix, sistema de frenos ABS con EBD y asistencia al frenado, controles de estabilidad y de tracción. La única contra es que el ESP solo tiene desconexión parcial y a veces molesta para el transito offroad.

ME: La Frontier LE está a la altura de las necesidades en este aspecto. Cubre con creces los puntos que un vehículo de uso mixto debe tener. Además, el hecho de que tenga una quinta rueda homogénea es una solución clave para momentos difíciles.

Conclusión

SD: La Nissan Frontier es un producto que puede estar en el podio de los más vendidos. Su estética, características y equipamiento hacen que sea un producto muy completo. Tiene la ventaja de ser Nissan que es una marca reconocida en el país, pero asimismo tiene la desventaja de haber entrado tarde a un segmento donde ya están asentados la Toyota Hilux, la Volkswagen Amarok y la Ford Ranger.

ME: El pensamiento en Minuto Motor está alineado. La Frontier LE no tiene nada que envidiarle a otras pickups del mercado nacional. El hecho de que el modelo de producción nacional sea bastante joven (comenzó a producirse en Córdoba en 2018) tal vez le haga pagar a este producto el mal llamado derecho de piso. Por atributos, equipamiento y motorización, La Nissan Frontier LE podría estar entre los vehículos más vendidos del mercado local.

2 replies »

Deja un comentario