Slider

Test: Volkswagen T-Cross Turbo 200 TSI

La gama del SUV se completó con una nueva motorización. Detalles, caracteríosticas y opinión del Volkswagen T-Cross Turbo.

Los SUV han ganado un espacio tan mayor en el mercado que ahora empezaron a ofrecer diferentes alternativas dentro de la gama. El Volkswagen T-Cross Turbo 200 TSI es un ejemplo de esta modalidad que llegó para ofrecer más variantes a este modelo que, en un principio, solo se comercializaba con un 1.6 de 110 CV.

La nueva variante del SUV del segmento B de VW cuenta con una actualización de motor y equipamiento. Lo más destacado de estos cambios es la conjunción mecánica que ahora tiene unos 200 Nm de torque (por eso la denominación 200 TSI), unos 116 CV y la caja Tiptronic de seis velocidades.

Más en Minuto Motor: Mirá nuestra prueba con el Chevrolet Tracker en este link

De esta manera, la marca alemana completó la gama y se aseguró tener diferentes posibilidades para los clientes. La prueba y nuestra opinión del T-Cross Turbo a continuación:

EXTERIOR

Volkswagen siempre mantiene una línea conservadora en sus modelos. Son pocos los ejemplares de la marca alemana que entran por los ojos (eexptuando el Golf). Así sucede también con el T-Cross, un SUV bastante “cuadradito” sin demasidas estridencias y la estética habitual de VW.

Volkswagen T-Cross Turbo

La parte delantera del T-Cross cuenta con una parrilla con detalles cromados, faros full led y faros antiniebla. En el portón trasero dispone de una franja transversal de reflectores oscurecidos que le otorga un aspecto más deportivo. También cuenta con tecnología de iluminación LED en la luz diurna frontal y en los faros traseros, de serie para todas las versiones. Las llantas de aleación de 16 o 17 pulgadas son especiales para cada versión.

Sus dimensiones son 4199 mm de largo, 1760 mm de ancho, 1568 de alto y una distancia entre ejes de 2651 mm. La capacidad del baúl es de 420 litros y carga unos 52 litros de combustible (50 la 1.6).

El segmento B de los SUV no tiene un ejemplo a seguir en cuanto a diseño. Tanto el T-Cross como sus competidores son vehículos conservadores que están buscando más la tradicionalidad de cada una de la marcas que el estilo rupturista.

INTERIOR DEL VOLKSWAGEN T-CROSS TURBO

Siendo construídos en el Mercosur, la gran mayoría de los modelos de este segmento cuentan con la mismas características. La calidad de los materiales y las terminaciones son correctas pero no vas a encontrar nada premium. La gama del T-Cross ofrece tapizados diferentes, siendo de tela para las versiones Trendline y Comfortline y de cuero para la Highline.

Volkswagen T-Cross Turbo

El espacio interior también es correcto. Dado su diseño exterior, los pasajeros traseros no tienen ninguna complicación con el espacio para la cabeza y para ubicar las piernas. Como sucede habitualmente en estos SUV B, cuatro adultos pueden viajar cómodos y la quinta plaza es algo ajustada. La disposición variable del piso del baúl, el asiento trasero con respaldo bi-partido y el asiento del acompañante completamente rebatible posibilita diferentes combinaciones para acomodar equipaje y otros elementos.

Dentro de las novedades que incorporó la versión Turbo es el VW Play que cuenta con una pantalla de 10” compuesta 100% por botones virtuales sensibles al tacto, y permite vincular los teléfonos a través de App Connect de forma inalámbrica (exclusivo para dispositivos iOS). Asimismo, este sistema reproduce video en alta definición y posee 10 GB de memoria para descargar aplicaciones.

El cuadro de instrumentos digital muestra datos sobre las funciones de conducción, navegación y asistencia que pueden integrarse en áreas gráficas del velocímetro.

MOTOR Y CONFORT DE MARCHA

En su lanzamiento, en 2019, Volkswagen se debía una motorización novedosa para este modelo. Se demoró unos años pero finalmente llegó el propulsor Turbo que tanto necesitaba. Esta variante denominado 200 TSI cuenta con un 1.0 litros que desarrolla unos 116 CV y 200 Nm de torque. Esta unidad de potencia se asocia unicamente con una caja automática Tiptronic de seis velocidades.

Mirá todas nuestras pruebas y opiniones en este link

La combinación entre esta motorización y el chasis le dieron al T-Cross un andar confortable. A su vez, la aceleración y la respuesta mejoró con relación al 1.6 lo que lo hace un poco más divertido para manejar. El turbo hace que siempre haya posibilidad de pisar el pie derecho para tener la reacción necesaria. Ademásm el funcionamiento de la caja Tiptronic ayuda a lograr todas estas prestaciones.

Volkswagen T-Cross Turbo

El andar es ciudad es bueno. Esto se debe a que el 1.0 tiene una buena respuesta y la transmisión tiene dos primeros cambios cortos con bastante torque. En ruta, baja las revoluciones por la sexta marcha pero se nota que aún le falta un poco de potencia. Los 116 CV son algo escasos pero mucho no nos podemos quejar porque en definitiva es un SUV del segmento B.

El consumo en el ciclo mixto rindió unos 7,9 litros cada 100 kilómetros. Esta cifra es bastante menor que la que brindó el 1.6 con poco más de 9 litros en la misma ditancia.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Los SUV del segmento B han dado un salto de calidad en equipamiento de tecnología y seguridad. Desde que salió el T-Cross, posee la calificación de 5 estrellas Latin NCAP, tanto para el ocupante adulto como la protección de ocupante infantil. Esta equipado de serie con Control Electrónico de Estabilidad, seis airbags, anclaje ISOFIX y top-tether, entre otros.

¿Querés subir el nivel? Mirá todo lo que trae el Volkwagen Taos

Sumado a lo ya nombrado en toda la prueba, por el lado de confort también agrega el climatizador automático, la cámara de visión trasera y los sensonres de estacionamiento y el Park Assist.

Volkswagen T-Cross Turbo

Siendo la versión tope de gama, esta variante del Volkswagen T-Cross Turbo es uno de los ejemplares más completos del segmento. En punto a mejorar es que bajo el piso del baúl sigue con una rueda de auxilio finita, de uso temporario y circulación a menos de 80 km/h.

CONCLUSIÓN

El Volkswagen T-Cross Turbo llegó para darle al modelo lo que necesita… un buen motor. De diseño algo anticuado, con buen equipamiento de tecnología y seguridad y de un interior acorde al segmento, esta variante es una gran opción.

Hoy, el mercado argentino no tiene precios. Lamentablemente con la falta de autos, los sobre precios y los impuestos internos no hay una cifra para informar. El precio de lista comunicado por la marca es de $6.258.950.-, un número preocupante para un SUV del segmento B.

Deja un comentario