4x4

Test: Ford Maverick Lariat F4X

La nueva pickup de la marca del óvalo muestra un gran comportamiento dinámico, un potente desempeño. La Maverick Lariat F4X posee una excelente relación precio producto.

Su llegada al mercado era más que esperada, y la Ford Maverick Lariat F4X no defraudó. La nueva pickup del la automotriz radicada en Pacheco se caracteriza por entregar potencia, agilidad y robustez para su uso laboral o recreativo.

Exterior Maverick Lariat F4X

El diseño es atractivo. Desde su salida se dijo que era una F-150 en miniatura, ya que comparte varios estándares estéticos de la pickup full size. La Maverick Lariat F4X muestra una trompa poderosa, en la que se destaca una parrilla agresiva, que está intervenida por un listón horizontal que envuelve a las luces de giro. A los costados se ubican las ópticas delanteras, que tienen buen tamaño y proporcionan, además de gran luminosidad, una imagen rígida y de gran presencia.

En el lateral se vislumbra ese ADN de las camionetas de este segmento: un poco más grandes que las compactas y bastante más chicas que las medianas.

La carrocería está adornada por apliques en plásticos negros, que resaltan su personalidad offroad. No hay espacio para detalles cromados. El objetivo es mostrar simpleza y cierto aire rústico. Las llantas oscurecidas le quedan realmente muy bien y confirman un diseño equilibrado, atractivo y prolijo.

En la parte posterior no hay nada muy distinto a otras pickup. El portón de la caja tiene grabado el nombre del modelo en un tamaño bien visible y en la luneta se destaca una ventanilla que se abre mediante un botón en el interior, cuya utilidad es bastante misteriosa.

Más en Minuto Motor: El Ford Everest podría fabricarse en Sudamérica

Algo que llama la atención es que el parante de la puerta del conductor se ubican unos botones físicos, que sirven para abrir y cerrar la puerta, mediante la digitación de un código, sin la necesidad de tener la llave encima. Esto puede servir para guardar o buscar algo en el vehículo y dejar la llave bien guardada o, si el usuario quiere salir a correr o a practicar algún deporte, puede dejar la llave dentro de la Maverick y utilizar este sistema para ingresar más tarde.

Interior

El habitáculo de la Ford Maverick Lariat F4X tiene una característica muy singular. A pesar de ser una pickup, la posición de manejo y el confort es muy similar al que brinda un auto. Esto se debe, en parte, a la amplia regulación de la altura de la butaca y a que su plataforma es la del Bronco Sport, que es un SUV y no la de una camioneta. Por eso, entre otras cosas, es que cuando se maneja la Maverick Lariat F4X se siente la sensación de que se está a bordo de un auto, y de uno potente.

Los materiales interiores son de buena calidad, aunque los plásticos son muy rígidos. No hay que olvidarse de que es una pickup y que la robustez debe estar presente en casi todos los detalles.

Las butacas son cómodas y en las plazas traseras hay un espacio más que aceptable. En definitiva el habitáculo brinda un buen espacio para garantizar una vida a bordo sin estridencias.

Dentro de la camioneta hay decenas de espacios portaobjetos y espacios para guardar elementos, incluso algunos secretos debajo del asiento trasero.

En cuanto al instrumental, cabe destacar que su pantalla tiene dos relojes analógicos para el tacómetro y el velocímetro y los niveles del combustible y la temperatura se leen a través de barras.

Entre los cuadrantes se encuentra la pantalla de la computadora de a bordo, en la que se puede observar múltiples informaciones del vehículo. Esto se controla desde los botones en el volante multifunción, que también permite accionar el sistema de audio, el control de velocidad crucero y  la telefonía.

En la consola central se ubica una pantalla multitáctil de 8” en la que se opera el sistema multimedia SYNC 5, compatible con Apple Car Play y Android Auto, sin conección inalámbrica.

Motor y confort de marcha

Aquí sobresale lo mejor de la Maverick Lariat F4X. La suspensión indepeldiente deribada del Bronco Sport le otorgan al vehículo un andar que no sufre alteraciones en caminos inestables y que puede enfrentar los desafíos offroad sin inconvenientes. El sistema de tracción es integral de reparto automático de fuerza, lo que garantiza una marcha constante y poderosa en todo momento.

A estos atributos se le suma el motor 2.0 EcoBoost de 253 caballos de fuerza y 380 Nm de par, que brinda un aceleración explosiva, digna de un vehículo que no se destina al trabajo. Por eso es que la Maverick tiene prestaciones excelentes y versátiles que aúna el comportamiento de un auto y la fuerza de una camioneta.

La caja de cambios es automática de ocho marchas, con pasajes imperceptibles y eficientes. Este modelo acelera de 0 a 100 en 7,3 segundos y su velocidad máxima fue limitada a 175 kilómetros por hora.

Con este conjunto motor, la nueva pickup de Ford consume 7,2 litros de nafta cada 100 kilómetos en ciclo mixto. Nada mal.

Equipamiento y seguridad

Entre el equipamiento de la Maverick Lariat F4X cabe destacar: luz de ambiente, función auto-hold, selector de cambios rotativos, dirección asistida eléctrica (EPAS) y control de velocidad crucero, sistema de asistencia a la conducción Ford Co-Pilot 360, que ofrece: asistente de pre-colisión con frenado automático de emergencia y detección de peatones; cámara trasera  de alta resolución y control automático de luces altas, asistente de arranque pendiente; ESP; control electrónico de descenso siete airbags; anclajes de seguridad Isofix en las plazas traseras; estructura ultra rígida con deformación programada y siete airbags.

Conclusión

La Maverick Lariat F4X es un excelente vehículo con pocas debilidades. Es una pickup confiable, de gran calidad y que entrega prestaciones superlativas. Su precio de 7.616.000 ubica a este modelo como uno con una muy buena relación precio producto.

Deja un comentario