Interés General

La muerte de Carlos Figueras entristece al periodismo motor

El Colorado Figueras fue uno de los decanos de la especialización en la industria automotriz. El director de Auto Test, que contaba con más de 55 años de trayectoria, falleció este miércoles.

Tan difícil es emprender un proyecto, que la ausencia de quien lo hace genera un vacío descomunal. Y más cuando ese proyecto se trata de un estilo periodístico. Carlos Figueras fue uno de los pioneros del periodismo motor en la Argentina y uno de los más avezados (y ácido) tester de este país. La noticia de su muerte conmocionó a colegas, lectores, seguidores y  directivos de las marcas que confiaron sus productos miles –sí, miles- de veces.

En los últimos años, la salud de Figueras estaba sufriendo ciertos embates, por lo que ya no se lo veía con regularidad en viajes, eventos, presentaciones o conferencias de prensa. Pero eso no le impidió seguir llevando su pasión adelante. Continuaba como director general de Auto Test y como maestro de cientos de colegas que se reflejaban en él para mejorar su calidad informativa.

Carlos Figueras falleció a los 75 años.

El Colorado inició su camino periodístico en la Editorial Abril, en 1966, cuando se sumó al equipo periodístico de la revista Corsa. El automovilismo deportivo lo llevó a toda velocidad a encontrar nuevos desafíos, hasta que pasó a ser editor general de Parabrisas, cuando se relanzó en 1990.

Pero, inquieto, Figueras buscó crear su propio medio y así nació Road Test, que más tarde cambió de nombre al actual Auto Test.

Más en Minuto Motor: Fernando Fideleff, otra pérdida de los últimos años

Sus notables textos periodísticos informaban con cierta desfachatez cuando un modelo no lo satisfacía del todo. Con irónicas frases, Figueras se las ingeniaba para decir lo que tenía que decir sin que el impacto de la crítica golpeara despiadadamente.

Una vez relajado, lejos del teclado de una computadora, el Colorado era un incansable contador de anécdotas que, entre cigarrillo y cigarrillo, reflejaban su vasta experiencia en el mundo motor.

El Colorado, en acción. Foto: Twitter

Malhablado y, un poco malhumorado de vez en cuando, el experimentado tester mantenía intacto el estilo elegante y de hombre de mundo. Nunca salía sin sus lentes de sol y siempre vestía bien.   

Pero más allá del periodismo en sí, Figueras ensayó otras actividades. Tuvo un breve paso por el automovilismo en diferentes categorías del Turismo Nacional y hasta escribió un libro. Auto Vivencias (el auto como protagonista) relata 45 años de anécdotas (el libro se editó en 2010) que el decano del periodismo motor recolectó en su riquísima historia.

La trayectoria de Figueras es inspiradora para las generaciones que lo sucedieron en un periodismo que él se encargó de popularizar en la Argentina. Una rama que no sería nada sin su aporte y que crecerá bajo el ejemplo de su rigurosidad profesional y su prosa.

3 replies »

  1. Ese señor, en el año 2009 me chocó en Panamericana, Pilar, km 55,5
    Venía a altísima velocidad, ebrio y, si no fuera por una maniobra mía en la cual choqué hacia la izquierda el guarda rail de manera intencional para evitar me embista por detrás, todos habríamos muerto aquel día: él, su joven acompañante en ese auto, toda mi familia y, posiblemente, la familia que iba en una camioneta al lado nuestro
    Estimo nos embistió a no menos de 180 km/h. Por suerte, por mi maniobra, el topetazo fue lateral
    Saben que hizo este señor ? Se escapó, no lo pude alcanzar
    La camioneta que venía al lado nuestro pudo seguirlo y hacer la denuncia

    El auto era de Ford, un Focus; y él estaba haciendo un test drive ( del Focus y de algún vino que tomó ese mediodía… )
    Logró una probation de trabajo comunitario y, jamás fue capaz de pedirnos disculpas, a pesar de que en una audiencia le dije en su cara que gracias a mi maniobra, no sólo había salvado la vida de mi familia, sino la de él también

    Ah…..Ford tampoco hizo la denuncia, sino que arregló el auto

    Durante meses tuve pesadillas de un auto que se acercaba a toda velocidad por mi retrovisor. Como habra sido que no llegué a ver que auto era….

    En fin….no me hablen de prócer……no se lo merece este reverendo imprudente y borracho

    Jorge C. Estol
    DNI: 21.967.129

    • Estimado Jorge.
      Lamentamos que haya vivido esa experiencia traumática y deseamos que ya esté recuperado.
      Asimismo, queremos aclararle que la nota sobre la muerte de Carlos Figueras buscó resaltar su figura profesional, que fue de vital importancia para el periodismo motor en la Argentina.
      Más allá de sus comportamientos en la vida privada, que sinceramente desconocemos, no se puede negar la extensa y trascendental trayectoria del señor Figueras.
      Gracias por escribirnos y que esté bien.
      Un saludo.

  2. Conocí a Carlos en los años 80 donde compartimos mí oficina en Ryela después del incendio de editorial Abril,lo conocí como una excelente persona y gran profesional, realmente lo llegué a admirar mucho. Chau Carlos hasta cuando Dios quiera

Deja un comentario