Agrale

Agrale paraliza su producción por falta de dólares

El fabricante de camiones, tractores y buses Agrale frena su planta de Mercedes hasta fin de año ya que no puede pagarle a sus proveedores.

Agrale, empresa brasileña que fabrica camiones, tractores y buses en la localidad bonaerense de Mercedes, anuncia que paraliza su producción por la imposibilidad de pagarles a sus proveedores, debido a las trabas que el Gobierno impone para los pagos en dólares hacia el exterior.

Por tal motivo, el centro industrial bonaerense paraliza sus actividades hasta fin de año. La decición apunta a que el Banco Central (BCRA) flexibilice las restricciones y se normalice la situación de la empresa.

Mediante un comunicado oficial, enviado desde la central en Porto Alegre, Brasil, la empresa informa: “El día 27/06/2022, el Banco Central de la República Argentina publicó la Comunicación “A” 7532, por medio de la cual se introdujeron nuevas disposiciones cambiarias, algunas de carácter transitorio desde el 27/06/2022 hasta el 30/09/2022.

Agrale Argentina ve impactada la posibilidad de realizar pagos al exterior correspondientes a importaciones que ya han sido recibidas en planta y con fecha de pago vencida.

Más en Minuto Motor: Las terminales deben focalizarse en las autopartes

Nuestra área financiera se encuentra en contacto con varios organismos, públicos y privados (Banco Santander, Banco Central y funcionarios de Gobierno) intentando destrabar operaciones de Pagos al Exterior. En los últimos 10 días todas las presentaciones fueron rechazadas por el Banco Central, impidiendo girar los dólares necesarios a nuestra red de proveedores para cumplir con nuestras obligaciones”.

Asimismo, el texto agrega: “Estamos al aguardo de una respuesta formal sobre cuándo se normalizará esta situación pero no queríamos dejar de informarles sobre las restricciones que estamos atravesando.

En este marco y ante la falta de respuestas oficiales no estamos en condiciones de programar correctamente los próximos meses. Dicha incertidumbre sumada a la falta de componentes que veníamos sufriendo y esta medida no ha hecho más que acentuar, nos ha obligado a llevar a 0 (cero) nuestra programación hasta fin de año hasta tanto recibamos mayor claridad sobre cómo debemos actuar, qué es lo que podemos realmente proyectar, en este nuevo contexto.

EL DESEO DE AGRALE

Nuestra intención es retomar la producción lo antes posible y dependeremos en gran medida de los tiempos de las autoridades y luego de nuestra red de suministros para volver a poner la cadena en acción.

En esta dura decisión que nos toca tomar entendemos que solo hay perjudicados y desde ya mantendremos el canal de comunicación con nuestra red de proveedores para atravesar este triste y difícil período de la mejor manera posible”.

Ante este escenario el 16 de junio último, el BCRA anunció un nuevo esquema de financiación. El principal objetivo apunta a facilitar la importación de insumos de las terminales y, así, normalizar la industria local.

Las automotrices debieron postergar el pedido de dólares al BCRA para la importación de autos terminado. La idea era que esas divisas se destinen a la importación autopartista.

Pero el cepo ya había afectado de tal manera la producción nacional que la normalización del sector tarda en llegar. Esto paraliza las acciones de comercio bilateral.

Deja un comentario