Ford

Test: Ford Ka Freestyle 1.5, 123 CV, MT6

El pequeño aventurero de la marca del óvalo sorprende por su muy buen andar y su terminación de calidad. Su valor de 692.000 pesos parece algo excesivo, pero su completo equipamiento puede argumentar una buena defensa al respecto.

A simple vista parece una EcoSport pequeña. La denominación que recibe es Crossover Utility Vehicle (CUV). Esto significa que es un hatchback algo más elevado que otros autos chicos y con una estética aventurera.

El Ford Ka Freestyle llegó al mercado local el año pasado para completar la oferta de entrada de gama de la automotriz estadounidense.

Se fabrica en Brasil y tiene una personalidad interesante, lo que lo ubica como un modelo a tener en cuenta.

Ford Ka Freestyle
El Ka Freestyle ofrece un gran comportamiento dinámico.

Exterior

Con la actualización de la gama Ka, Ford mejoró varios puntos del modelo compacto. En el caso particular del Freestyle, su imagen off-road se evidencia en los plásticos que visten los guardabarros y en las barras de aluminio colocadas en el techo, que son más bien de estética que de carga.

Eso es lo que se nota a la vista, pero lo importante es que su despeje es mayor (188 milímetros contra 165) y esto le da otro comportamiento.

Interior

En el habitáculo se viven sensaciones agradables. Sin mucha sofisticación, y más bien con bastante minimalismo, el Freestyle muestra buenas terminaciones y materiales de buena calidad. La insonorización es más que aceptable, aunque se siente un ronronear del motor. O sea, nada que moleste, pero el hermetismo no es total.

Más en Minuto Motor: La Ford F-150 fue distinguida por su seguridad

Las plazas delanteras son muy confortables y se puede lograr una excelente posición de manejo, ya que la butaca del conductor se regula en altura y profundidad aunque que el solo se mueve hacia arriba y hacia abajo.

Los asientos traseros pueden albergar a dos adultos y un niño con comodidad.

Ford Ka Freestyle
En el interior se observan buenos materiales.

El baúl tiene una capacidad lógica para un auto de este segmento (257 litros) y debajo de la alfombra descansa uno de los puntos más flojos del vehículo: un auxilio temporal.

Motor y confort de marcha

El propulsor es un tricilíndrico 1.5 de 123 caballos de fuerza y 151 NM de torque, asociado a una caja manual de seis velocidades. La realidad es que a este auto podría haberle calzado un motor más chico. Pero el que tiene montado le otorga gran agilidad y buenas respuestas desde bajas revoluciones. Esto es un gran punto a favor. EL Freestyle gana así, prestaciones de segmentos superiores, ya que llega a buena velocidad final y parece tener resto en casi todas las situaciones.

Equipamiento y seguridad

El conjunto de seguridad es muy completo. Tiene seis airbags, control de estabilidad (ESP), control de tracción y sistema de prevención de vuelcos. Es algo que no ofrece ninguno de los competidores en el mercado argentino. Además, posee frenos ABS con EBD y anclajes Isofix.

Ka Freestyle laterañ
Este vehículo posee mayor despeje que los otros integrantes de la familia Ka.

Sacando que la rueda de auxilio es temporal, el equipamiento de seguridad es excelente.

Más en Minuto Motor: Ford amplía su equipamiento tecnológico para las versiones S y SE de la EcoSport

En cuanto al resto de su equipamiento, cabe destacar: cámara de retroceso, sensor de estacionamiento trasero, luz de giro en espejo exterior, asistente de arranque en pendiente, sistema de conectividad SYNC3 con pantalla flotante de 6,5 pulgadas, compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play y dos Entradas USB iluminadas.

Conclusión

Si bien el Ka Freestyle apunta a un público joven, muchas personas maduras eligen este tipo de autos por su elevada posición de manejo. Da la sensación de ser un vehículo pretencioso, pero tiene armas para enfrentar muchos desafíos (nada que lo exija en forma desmedida).

Sorprende por su muy buen andar y su rico equipamiento. Su valor es de 692.000 pesos. Parece mucho, y lo es. No es que no lo valga, pero para pertenecer a la familia de entrada de gama suena excesivo.

Ka Freestyle cola
Se fabrica en Brasil y tiene una muy buena terminación.

Los puntos flojos son pocos, aunque los hay. Las ventajas se enumeran de a varias. Por eso el Ka Freestyle es una muy buena opción entre los autos chicos.

Deja un comentario