Chery

Test: Chery Tiggo 2 Pro Confort, CVT

El SUV compacto de la marca china tiene un buen desempeño en la ciudad, aunque sufre en la ruta. El Tiggo 2 Pro tiene un motor 1.5 de 109 CV.

Chery fue la primera marca china en llegar a la Argentina y ya tiene su espacio ganado en el mercado local. Por eso la automotriz mantiene su gama actualizada y el Tiggo 2 Pro da cuenta de ello.

Este modelo es un SUV para el uso urbano que ofrece buenas prestaciones, entre las cuales se destaca su agilidad. Su valor es de 24.390 dólares y la versión que se sometió a prueba fue la que está equipada con la caja automática CVT.

Exterior

El diseño del Tiggo 2 Pro es muy prolijo. Lo más atractivo, y por lejos, es el frente, en el que resalta una parrilla que da la sensación de profundidad, algo así como tridimensional. Sus detalles cromados realzan la personalidad de este SUV que posee unas ópticas con tecnología LED y DRL pegadas al capot, con un diseño muy angosto, como si fueran los ojos rasgados de  una persona nacida en oriente.

En la parte más baja se encuentran los faros principales, de buen tamaño, en un marco de color negro.

M´ás en Minuto Motor: Chery estudia instalar una planta en Santa Fe

El perfil ofrece líneas descendentes de atrás hacia delante, lo que otorga un aire dinámico. Los guardabarros negro y las barras en el techo no pasan desapercibidos en un lateral que está cortado por una línea cromada que enmarca la parte inferior de las ventanillas.

Ya en la cola se puede ver un alerón que sirve de visera para la tercera luz de stop justo debajo de la luneta aparecen las ópticas de tamaño acotado, pero justo.

Mide 4.200 milímetros de largo, 1.760 de ancho, 1.570 de alto y tiene 2.555 de distancia entre ejes. La capacidad del baúl es de 420 litros y la del tanque de combustible, de 48.

Todo muy sobrio y poco para criticar.

Interior

En habitáculo llama la atención por la calidad de sus materiales y las terminaciones. Todo parece ser de buen nivel y brinda la impresión de durabilidad. Como suele ocurrir en vehículos de este segmento, el espacio del Tiggo 2 Pro es limitado. El confort para el conductor está asegurado –lo que incluye una buena posición de manejo-  y para el acompañante también. Pero los asientos traseros no cuentan con demasiado espacio para las piernas y dos adultos viajan sin demasiadas posibilidades de cambiar de postura. Esto es otro ítem que define a este modelo como un vehículo netamente urbano, ya que en un viaje largo esto puede ser contraproducente.

Por el lado de la tecnología interior, la pantalla táctil de 9 pulgadas permite operar diferentes funciones y configuraciones. Una de ellas es emparejar un Smartphone a través de Apple Car Play o Android Auto.

El volante multifunción es regulable en altura y profundidad y las butacas cuentan con regulaciones mecánicas, no de las más anatómicas. Hay que acostumbrarse.

Motor y confort de marcha

El Chery Tiggo 2 Pro está impulsado por un motor 1.5 de 109 caballos de fuerza y 140 Nm de par a 3.000 rpm. En la ciudad anda bien. No es una bomba, pero ofrece la agilidad que se requiere en un tránsito congestionado. Pero en autopista o ruta es muy ruidoso. Tal vez esto se deba a que todo el torque  se consigue a las 3.000 vueltas. Un poco arriba de eso y las conversaciones en el interior se hacen dificultosas. Sin dudas, Chery deberá mejorar la insonorización del motor, para que el Tiggo 2 Pro no sea condenado exclusivamente al uso citadino.

La transmisión CVT tiene buen funcionamiento y ofrece la opción de pasajes secuenciales.

Equipamiento y seguridad

Este modelo viene con un completo equipamiento. Posee cámara de retroceso, climatizador automático, tapizado de eco-cuero/tela, levantavidrios eléctricos, sensores de estacionamiento traseros, apertura interna del baúl, faros halógenos con regulación en altura, butacas traseras rebatibles 60/40, volante multifunción, entrada al vehículo sin llave y arranque con statr & stop, computadora de a bordo, control de velocidad crucero, espejos eléctricos, cierre centralizado con mando a distancia, encendido automático de luces y llantas de aleación de 16”. En materia de seguridad cuenta con el doble airbag frontal reglamentario, frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS/EBD/BA, control de tracción, control de estabilidad, asistente al arranque en pendientes, cinturones de seguridad inerciales de tres puntos y apoyacabezas en las 5 plazas, anclajes Isofix y alarma.

Conclusión

El Chery Tiggo 2 Pro pelea en un segmento ultra competitivo. Ofrece un gran rendimiento en ciudad, un diseño sobrio pero atractivo y un buen equipamiento. Su valor y el déficit de confort en el uso fuera de la ciudad lo ubican por debajo de sus rivales. Chery deberá trabajar para mejorar el modelo en las próximas actualizaciones.

Deja un comentario