Mercedes-Benz

Mercedes-AMG C 63 S E Performance: el inicio de una nueva era

El nuevo modelo traslada todo el expertis de la Fórmula 1 a un vehículo de calle. Los detalles del Mercedes-AMG C 63 S E Performance.

La firma alemana estrenó uno de los modelos más esperados por la marca. El Mercedes-AMG C 63 S E Performance es el vehículo que incorpora todos los conocimientos de la F1 a la calle. Acelera de 0 a 100 en 3,4 segundos y, por primera vez un AMG lleva el logo de las tres iniciales en el capó.

Más en Minuto Motor: Mirá nuestro test con el BMW M340

Con el conocimiento y la trayectoria de la Fórmula 1, este nuevo modelo trae las tecnologías más avanzadas. Un motor eléctrico de dos velocidades situado en el eje trasero apoya al motor turbo de 2.0 litros montado en la parte delantera. Se presenta como el auto de cuatro cilindros de serie más potente del mundo, donde el desarrollo de la potencia y el aumento del par motor son instantáneos.

Mercedes-AMG C 63 S E Performance

El modelo presenta nuevos valores máximos para la Clase C: la potencia combinada del sistema es de 500 kW (680 CV) y el par máximo combinado del sistema es de 1.020 Nm. La batería de altas prestaciones está dispuesta por encima del eje trasero para que la unidad eléctrica actue directamente sobre el eje y pueda convertir de forma inmediata la potencia.

Mirá los próximos modelos eléctricos que llegarán al país

La transmisión de dos marchas con mando automatizado y una desmultiplicación en el eje trasero hace posible un amplio escalonamiento de marchas. Un actuador eléctrico cambia a la segunda marcha a más tardar al alcanzarse una velocidad aproximada de 140 km/h, que corresponden a un número de revoluciones máximo del motor eléctrico de unas 13.500 rpm.

El Mercedes-AMG C 63 S E Performance se presentó simultáneamente la versión Sedán y la familiar. Por primera vez en un C 63, la tracción integral totalmente variable AMG Performance 4MATIC+ transmite la fuerza motriz a la calle, incluyendo el modo drift para un mayor placer de conducción.

En su diseño, el nuevo C 63 S E se diferencia de la Clase C de Mercedes-Benz por sus proporciones más corpulentas. Tanto el Sedán como el familiar están basados en una carrocería AMG ampliamente modificada donde la estructura delantera es 50 milímetros más larga y los guardabarros delanteros son más anchos.

En general, las dimensiones exteriores difieren considerablemente de las del Mercedes-Benz Clase C. El Sedán y el familiar son 83 milímetros más largos. El mayor ancho de vía en el eje delantero se traduce en 76 milímetros más de ancho total. Y la distancia entre ejes creció diez milímetros. En conjunto, el resultado es una disposición que confiere al nuevo C 63 S un aspecto potente, estirado y bien entrenado.

El Mercedes-AMG C 63 S E Performance llegará a los diferentes mercados en los próximos meses.

Deja un comentario