eléctricos

Kia y Hyundai avanzan en la autonomía de los autos eléctricos

Las marcas surcoreanas lograron conseguir mayor eficiencia de sus modelos con una nueva tecnología que recicla más calor.

Hyundai Motor Company y Kia Motors Corporation presetaron su innovador sistema de bomba de calor, implementado en su gama de vehículos eléctricos globales (EV) para maximizar su autonomía de conducción totalmente eléctrica a bajas temperaturas.

Más en Minuto Motor: El Kia Soul EV estuvo en Argentina

La bomba de calor es una innovación líder en el tratamiento de la temperatura que maximiza la distancia que pueden recorrer sus EV con una sola carga, aprovechando el calor residual para calentar el interior del vehículo. A diferencia de otros modelos, este sistema permite calentar el habitáculo sin afectar significativamente la autonomía.

Kia Soul EV
Así es el Kia Soul eléctrico. Foto: Kia

La tecnología se introdujo por primera vez en 2014 en el Kia Soul EV de primera generación. Compuesta por un compresor, un evaporador y un condensador, la bomba de calor capturaba el calor residual emitido por los componentes eléctricos del vehículo, reciclando esta energía para calentar el habitáculo de forma más eficiente. Esta tecnología permitió que la autonomía eléctrica de 180 km del Soul EV estuviera protegida en condiciones de conducción en climas fríos.

El sistema de bomba de calor se desarrolló aún más para los nuevos EV de Hyundai y Kia. Esta tecnología absorbe y recoge el calor residual de un mayor número de fuentes para conseguir una autonomía óptima de sus eléctricos en condiciones de frío. Este utiliza el calor generado por los componentes para vaporizar el refrigerante de líquido a gas. El gas de alta presión se descarga del compresor hacia el condensador para ser convertido de nuevo en líquido. Este proceso genera energía térmica adicional que es recuperada por la bomba de calor y utilizada para calentar la cabina.

Más en Minuto Motor: Diez cosas que debes saber de los autos eléctricos

Esta innovación significa que los últimos EV de Hyundai y Kia ofrecen alrededor del doble de alcance de conducción y capacidad de batería en comparación con los EV de primera generación, y son capaces de viajar mucho más lejos con una sola carga. Por ejemplo, el Soul EV de primera generación ofreció a los propietarios una autonomía de conducción eléctrica de unos 180 km con una sola carga de su batería de polímero de iones de litio de 30 kWh. La segunda generación del Soul EV, con una batería de 64kWh que ocupa un espacio similar, es capaz de viajar hasta 386km con una sola carga.

Así es el motor híbrido del Hyundai Ioniq que se vende en Argentina. Foto: Hyundai

En el marco de su plan “Estrategia 2025”, Hyundai tiene como objetivo vender 670.000 vehículos eléctricos de batería y FCEV (vehículos eléctricos de pila de combustible) anualmente y convertirse en uno de los tres principales fabricantes de VE para el año 2025. A su vez, la estrategia de Kia a medio y largo plazo, denominada “Plan S”, verá crecer la gama de la marca hasta 11 EVs en el mismo periodo de tiempo.

Deja un comentario