Economía

El hidrógeno verde puede cambiar la forma de transportarse en el país

Una empresa australiana invertirá 8.400 millones de dólares en Río Negro para desarrollar hidrógeno verde, un combustible que se genera con energías renovables.

En las últimas horas se habló mucho del hidrógeno verde. Lógicamente, el anuncio de una inversión de 8.400 millones de dólares para el desarrollo de este combustible es una gran noticia.

Las inversiones traen nuevos empleos y los combustibles sostenibles reducen significativamente el impacto ambiental.

La noticia se conoció en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia.

Argentina se suma a la lista de seis países que investiga el desarrollo de hidrógeno verde.

La empresa australiana Fortescue instalará una planta para el desarrollo de hidrógeno verde en Río Negro, más precisamente en los alrededores de la ciudad de Sierra Grande.

Desde allí, la compañía de Oceanía espera convertir la provincia patagónica en un polo mundial exportador de hidrógeno verde en 2030, con una capacidad de producción de 2.2 millones de toneladas anuales.

Más en Minuto Motor: Proyecto de movilidad sustentable

Esto equivaldrá a una producción energética equivalente a, por ejemplo, casi un 10% de la energía eléctrica consumida por Alemania en un año.

Pero hay que dejar en claro de qué se está hablando. El hidrógeno verde es un tipo de combustible que se genera mediante el proceso de electrólisis y a partir de energías renovables. Para desarrollarlo se debe contar con agua y aplicarle electricidad para separar las moléculas de hidrógeno del oxígeno, que no sirve para generar el combustible.

Desde Escocia, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, destacó el valor de la inversión: “El hidrógeno verde es uno de los combustibles del futuro y nos llena de orgullo que sea la Argentina uno de los países que esté a la vanguardia de la transición ecológica”.

Este combustible se logra a partir de la separación de la molécula de hidrógeno de la del oxígeno en el agua.

“Esta inversión generará en Río Negro más de 15.000 puestos directos de trabajo y entre 40.000 y 50.000 indirectos”, enfatizó el primer mandatario.

Con este proyecto, el transporte público de pasajeros podría encontrar una nueva fuente de energía para transitar sin dañar el medio ambiente.

El plan es a mediano plazo, pero que la Argentina se sume a la lista de seis países que impulsan el desarrollo de hidrógeno verde es un paso importante.

Deja un comentario