Autos

“Estamos viviendo el peor momento de esta crisis”

El presidente de Fiat Auto Argentina, Cristiano Rattazzi, analizó el estado de la economía local y, por supuesto, la actualidad de la industria automotriz en una entrevista con Minuto Motor. Si bien su mirada parece apocalíptica, está esperanzado en que la estabilidad económica es posible.

Callarse no es su estilo. Picante, agudo, elocuente. Así es el presidente de Fiat Auto Argentina, Cristiano Rattazzi. Es cierto que está de buen humor, aunque visiblemente cansado. La empresa que dirige acaba de lanzar un nuevo vehículo, que en realidad es uno bien conocido. Se trata del Fiat Uno, que ahora llega con su versión Way, con un look más aventurero.

El lanzamiento es la excusa para estar unos minutos con él y preguntarle sobre la actualidad de la industria automotriz y del país.

Se pone cómodo y bebe jugo de naranja mientras trata de calcular cuántos periodistas más quieren hablar con él. Tiene ganas de irse, pero no lo hará hasta responder todas las preguntas de la jornada.

Es detallista y sus opiniones son siempre filosas, pese a quien le pese.

Si bien está más medido que hace un par de años, deja frases potentes y su claridad para ver los negocios es abrumadora.

“En 2018 estamos debatiendo en Adefa si vamos a terminar en 800 mil autos, en 790 contra los 910 mil del año pasado y contra el millón que queríamos este año. Yo creo que estamos viviendo el peor momento, aunque uno siempre dice que tocó fondo pero siempre puede empeorar un poco más”, comienza el directivo como para ilustrar la realidad.

Cristiano Rattazzi

El presidente de Fiat Argentina está esperanzado en la recuperación de la Argentina. Foto: Fiat.

Pero su análisis es más amplio. Rattazzi prosigue: “No hay duda que en el mercado se está pensando todo, es decir también en el cambiario. Considero que va a bajar la tasa de interés, no veo que puedan sostenerla a este nivel mucho más. El año que viene cuando entre la cosecha, que no hubo en este período, impulsará el crecimiento del país. Pero que no se dedique a mantener un dólar bajo. Una vez dije que el dólar a 20 pesos era una payasada y me criticaron todos. En ese momento sostuve que 26 pesos sería un buen valor para la divisa estadounidense. Después pasó los 26 bastante rápido y empezó una situación internacional bastante diferente a la que se tenía pensada. Es que la Argentina perdió credibilidad después de 80 años de promesas mentirosas. En ese sentido creo que el Gobierno respondió bien en recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI), que es el mejor auditor que se pueda tener. El organismo implementó un programa a una tasa de interés razonable. No hay que olvidarse que hace poco hubo un gobierno que le devolvió 10.000 millones de dólares al FMI al 4,5 % y al día siguiente se endeudó con Venezuela al 16%. Hoy la situación es diferente, pero es muy duro llegar en un año al 0 % de déficit fiscal, pero es lo que demanda el mercado”.

Parece como si leyera los datos en una computadora, pero no. Lo tiene todo en su memoria. Al repasar la historia, Rattazzi subraya: “En los últimos 110 años de historia argentina hubo sólo siete de superávit fiscal, de los cuales tres fueron después de la “tragedia” que fue para el país 2002. Pero hay otro tema: la tasa de interés estaba en 2006 a un 25% del PBI. Es aceptable, aunque una de las más altas de Latinoamérica. En 2015 llegó a ser del 41% del PBI, que es algo que no puede soportar ningún país del mundo. Se bajó, pero aún es altísima. Ahora hubo que aumentar los impuestos, poner uno distorsivo, que generalizado no es tan grave con la promesa de que se eliminará pronto, que es el impuesto a la exportación. Pero a los políticos no les gusta escuchar que ellos tienen que reducir los gastos. Hay que reconocer que el Gobierno mantuvo el rumbo en Ingresos Brutos y eso es importante”.

Más en Minuto Motor: El Fiat Uno está de regreso

A la hora de volver a su rubro, el empresario resalta: “El mercado automotor en la Argentina tiene todos los jugadores más importantes del mundo. Por lo tanto, el nivel de precio los productos es el más bajo que se pueda tener para mantener el equilibrio en las cuentas de la compañía. Eso es una ventaja total que no hay en otros insumos que la gente consume. Si yo puedo crear un auto fenomenal, puedo tener más margen que si se hace uno que compite con todas las demás marcas. Pero autos fenomenales sólo hace Ferrari”.

En la Argentina de hoy se siente el impacto de la crisis de la región en general y en Fiat hubo que tomar decisiones poco agradables. Al respecto, Rattazzi comenta: “Ahora tenemos algunas suspensiones porque Brasil no está creciendo al nivel que esperábamos y no está comprando tantos autos. Cuando tenés exceso de stock debés parar para que vuelva al nivel normal. Pero no hay ninguna baja importante de producción. El tema es que en Brasil hay una incertidumbre política enorme que influye en la economía. La Argentina está en crisis y Brasil también.”

Este cimbronazo regional pega duro en varios sectores locales y el directivo manifiesta que se debe cuidar a quienes nutren su actividad: “Hay que ver cuánto sufren nuestros proveedores, pero trataremos de ayudarlos. Tenemos en el Cronos más el 50% de partes nacionales y necesitamos que sean fuertes y funcionen bien”.

Fiat Uno Way

Fiat decidió apostar a su reconocido hatchback para recuperar posicionamiento en el segmento A/B. Foto: Fiat

Vuelve a tomar jugo y se reclina en el sillón. Vienen más preguntas sobre la actualidad que no esquiva. Al referirse a los planes de su empresa afirma: “Cuando queramos hacemos un nuevo vehículo, pero entendemos que no es el momento. Hay que esperar un año o un poco más y sabemos que la evolución del mercado global va hacia los SUV, aunque en este momento de eso ni se habla. La planta de Córdoba es una fabrica modelo y si la Argentina recupera algo de productividad no hay ninguna razón para no hacer un nuevo producto y esperamos que no se exporte sólo a Brasil, sino a otras partes del mundo. Necesitamos que haya competitividad en todos los sectores como en logística, que no esté el impuesto a la exportación y en la parte laboral que el obrero reciba lo que le cuesta a la compañía y no que le toque la mitad. Todo esto tenemos que hacerlo pasar en poco tiempo en un país que cambia y eso duele. No nos olvidemos que los únicos que podemos dar trabajos de calidad para sacar a la gente de la pobreza somos las empresas privadas. El sector público trabajo de calidad no da absolutamente para nadie. Y ése es el futuro del país. Estamos en problemas difíciles pero los vamos a resolver”.

Más en Minuto Motor: Ya salieron más de 40.000 Cronos de la planta cordobesa de Fiat

La charla termina y Rattazzi se levanta, saluda y deja una última apreciación que decora su pensar de manera contundente: “Ojalá volvamos a la Argentina de hace 90 años atrás cuando éramos el séptimo país del mundo. Hay que reducir la inflación, abrir el país, porque si no se abre no se sale de nada y esto le da a la gente la posibilidad de elegir productos de primera calidad a precios competitivos y no comprar elementos monopolizados a valores arbitrarios. Hay que exportar más, pero estamos yendo por el camino correcto… y no hay muchas alternativas. En diez días no se resuelven 80 años de tragedias administrativas”.

Deja un comentario