FCA

FCA produjo más de 3.000 respiradores en Italia

El grupo automotor trabajó en forma conjunta con las autoridades y con una empresa de insumos médicos para participar de forma activa en la lucha contra el coronavirus.

Reinventarse es la clave para enfrentar situaciones extremas e inesperadas. FCA hacerlo ante el avance del coronavirus en el mundo y tomó parte activa en la lucha.

En solo tres meses, Italia superó la construcción de más de 3.000 respiradores como respuesta a la emergencia de salud pública COVID-19 con la ayuda fundamental de del grupo automotor.

La planta de Cento fue el lugar donde se fabricaron los respiradores. Foto: FCA

Este logro pudo conseguirse gracias a la cooperación entre el Departamento de Protección Civil, su somisionado especial para el brote de coronavirus Domenico Arcuri y Siare Engineering, con sede en Valsamoggia (cerca de Bolonia), la única compañía en Italia que produce estos dispositivos médicos eléctricos específicos. El proyecto fue dirigido por Giuseppe y Gianluca Preziosa de Siare; por los empleados italianos de Fiat Chrysler Automobiles bajo Luigi Galante, Jefe de Fabricación – Marcas Premium para la Región EMEA de FCA; por Ennio Meccia, Director de Ingeniería de Manufactura para la Región EMEA de FCA; y por Carlo Di Giacomo, director de la planta de Cento, cerca de Ferrara.

Más en Minuto Motor: FCA recibió la visita del gobierno de Córdoba y mostró cómo se trabaja en pandemia

Antes de que estallara la pandemia, la producción mensual en Siare Engineering era de aproximadamente 125 máquinas. Con las bases de y conocimientos de fabricación y gestión de la división de Ingeniería de Manufactura de la Región EMEA de FCA y en la metodología WCM (World Class Manufacturing), el negocio fue reutilizado. La asistencia de todas las partes involucradas permitió un aumento productivo, pasando de 8 a 80 unidades por día.

Con la ayuda de Fiat, se redujo el tiempo de producción entre un 30 y un 50 por ciento. Foto: FCA

En la planta de FCA en Cento (cerca de Ferrara) se construyeron válvulas solenoides, el “corazón palpitante” de un respirador, lo que ocasionó una reducción de al menos 30-50% del tiempo que llevó producir un dispositivo completo en la planta de Valsamoggia.

Deja un comentario