Grupo PSA

Test: Peugeot 308 S Allure Plus

La versión S del 308 llega importada desde Europa y cuenta con el nuevo diseño del modelo, una motorización más potente y un equipamiento que está por encima del nivel del segmento C de la Argentina.

Peugeot decidió, hace un par de meses, incorporar dos nuevas opciones a la gama del 308. Dos modelos que poco tienen que ver con el que se produce en el país y que cuentan con la última tecnología que ofrece la marca francesa a nivel mundial. El 308 S GT y S Allure son dos variantes que se destacan por su confort de marcha, su nuevo diseño, la nueva plataforma y la calidad de construcción que, por supuesto, está al nivel del mercado europeo.

Durante una semana en Minuto Motor pusimos a prueba al más “económico” de estas dos versiones, la S Allure Plus que cuenta con el conocido motor THP con 165 caballos de potencia, una caja automática de seis marchas y las asistencias a la conducción ADAS que están incorporando los últimos modelos del Grupo PSA.

Más en Minuto Motor: Mirá todos nuestros test en este link

Toda la crítica del Peugeot 308 S Allure Plus a continuación:

Exterior

Un Peugeot con diseño europeo es atractivo y, generalmente, es uno de los puntos destacados del modelo. No tiene comparación posible con el modelo nacional. Todo es diferente. Desde su base estructural que este 308 francés está construido sobre la nueva Plataforma EMP2 que también tiene el 3008 y DS7 Crossback.

El S Allure Plus llegó como una opción para la gama del 308 nacional. Foto: Peugeot

Sus líneas son parecidas a los últimos deportivos del mercado europeo. Muchos rasgos son similares al Mercedes-Benz Clase A y el color azul de lanzamiento te hace acordar a los últimos Volkswagen Golf GTi.

Su estética deportiva comienza desde la parrilla que está enmarcada en filetes cromados con un logo en el centro. La franja de LEDS de los faros delanteros le da comienzo a la marcada línea de cintura que recorre todo el vehículo por debajo de las ventanillas. Esta versión S Allure Plus se comercializa con llantas de aleación de 17 pulgadas (el GT tiene 18), Full LED en los faros delanteros y el techo cielo que caracteriza a los modelos de Peugeot.

Interior

Los últimos Peugeot que llegaron a la Argentina desde Europa tiene el mismo interior. La posición de manejo tiene la última generación del I-Cockpit con un pequeño volante que se debe colocar en la posición más baja para ver el instrumental por encima de él.

El interior del Peugeot 308 S Allure Plus. Foto: Peugeot

Desde la llegada de esta forma de manejo de la marca francesa nunca terminé de acostumbrarme, pero a medida que voy manejando estos modelos me siento más cómodo. El volante es achatado en la parte de arriba y de abajo para mejorar la visión.

La consola central cuenta con un pantalla multimedia de 9,7 pulgadas táctil que tiene GPS con mapas en tres dimensiones, cámara de retroceso y conectividad para Apple Car Play y Android Auto. Los materiales son de alta calidad con plásticos blandos y terminaciones correctas.

Más en Minuto Motor: Mirá los descuentos de Peugeot para Julio 0km

La posición de manejo se puede regular manualmente de tal manera que podés ponerte con un postura baja bien al estilo deportivo o una alta tipo SUV. Las butacas tienen tapizados en Alcántara y se puede calefaccionar. Las plazas traseras son cómodas pero con un espacio acotado. El baúl tiene 432 litros de capacidad con rueda de auxilio es de uso temporal.

Motor y confort de marcha

Acá radica la diferencia más importante entre el S Allure Plus y el S GT. Este modelo cuenta con el conocido THP de 165 caballos de potencia que ya manejamos en otros modelos del Grupo PSA. A su vez, el S GT tiene la misma variante pero con unos 225 CV que sacan a relucir toda su impronta deportiva. Otra disparidad es la caja automática. El Allure Plus tiene una automática de seis marchas Tiptronic y el GT tiene una de ocho Aisin.

Está muy por encima de la gama nacional. Foto: Peugeot

Más allá de la gran diferencia entre uno y otro, el S Allure Plus está muy por encima de lo que ofrecen los modelos del mismo segmento que se producen a nivel regional. Los 165 caballos rinde a la perfección tanto en ruta como en ciudad. Cuando necesitas que acelere solo hay que apretar el pie derecho, esperar que la caja baje un par de cambios y ajustarte a la butaca.

Por su llantas menos deportivas, el confort de marcha es mejor en esta versión que en la GT. Además, Peugeot asegura que sus configuraciones fueran adaptadas a cada motorización y su masa fue reducida en beneficio del consumo, la seguridad pasiva y la performance. Una arquitectura optimizada reduce su peso en 140 kilos.

Después de una semana de prueba, donde le realizamos más de 500 kilómetros, el Peugeot 308 S Allure Plus consumio unos 9,3 litros de combustible cada 100 kilómetros en el ciclo mixto (ciudad/interurbano).

Equipamiento y seguridad

Otro de los puntos fuertes del 308 S Allure Plus. El Sistema ADAS, que ofrecen algunos modelos del Grupo PSA, cuenta con numerosas asistencias a la conducción. El ADAS posee: regulador de velocidad adaptativa con función Stop (CVA), asistencia al mantenimiento de carril (Active Lane Departure Warning), alerta de tiempo de conducción, vigilancia de ángulo muerto, freno automático de emergencia (Active Safety Brake), Visio Park con cámara de 180 grados y Park Assist con asistencia automática para estacionar a 90 y 180 grados. Además, agrega las luces altas con variador automático y el reconocimiento de los carteles de velocidad.

Las dos versiones que se presentaron en enero. Foto: Peugeot

Por el lado del confort son varios los ítems que ya nombré durante la crítica pero vale la pena resaltarlos. Dispone de alzacristales eléctricos en todas las ventanas, climatizador automático bi-zona, tapizado alcántara, techo panorámico, asientos delanteros con ajustes electrónicos, masajeador y calefacción y boton (start/stop) de encendido de motor sin llave.

Conclusión

El Peugeot 308 S Allure Plus es una gran variante para los potenciales clientes que están buscando un hatchback del segmento C que este por encima de lo que ofrecen los modelos producidos en la región.

Tiene un gran confort de marcha, una buena combinación mecánica y un alto nivel de equipamiento tanto en seguridad como en confort. ¿La gran contra? Su precio que asciende hasta $1.622.500 y está muy por encima del resto de la oferta. ¿La diferencia lo vale? Creo que no, pero te aseguro que el 308 S Allure Plus no te va a defraudar si finalmente decidís realizar ese salto de calidad.

Deja un comentario