Ford

El Ford Escort sigue su larga vida, sólo en China

El mediano que tuvo gran éxito en la Argentina dejó de venderse en occidente en su quinta generación, pero en el Salón de Beijing se presentó la séptima, que únicamente se comercializa en el gigante asiático como un sedán barato.

Todo aquél que se identifique como un conocedor de marcas y modelos de autos seguramente reconocerá a lo lejos un Ford Escort.

Ya sea con su silueta angulosa típica de la década de 1990, o la redondeada del ya siglo XXI, el sedán de la marca del óvalo azul alcanzó un innegable éxito en la Argentina.

En tiempos en los que el peso valía lo mismo que un dólar, la versión convertible de este modelo era muy común entre los automovilistas que buscaban un auto vistoso y rendidor.

Pero a mediados de los años 2000, la quinta generación fue la última en venderse en el mercado local. La automotriz estadounidense le dio paso a nuevos vehículos y comenzó la marcha hacia las plataformas locales.

Ford Escort 2018

El nuevo Escort apunta a cautivar a familias jóvenes. Foto. Ford

Pero el Escort resiste. Si larga vida se extiende más allá del meridiano de Greenwich. En el marco del Salón del Automóvil de Beijing, Ford presentó la séptima generación de este auto, que sólo se venderá en el mercado chino.

Se lanza como un sedán barato que comparte su plataforma con el Focus y el Fiesta.

El Escort 2018 está apuntado a familias jóvenes que buscan un vehículo accesible, con buen espacio interior y un rendimiento eficiente. Su imagen se ve refinada y en el frontal luce la parrilla típica de la marca, así como faros de xenón con luces diurnas de LED y llantas de 17 pulgadas.

Más en Minuto Motor:  Ford reveló la motorización del Ka Freestyle

En el interior, se observa un cuadro de instrumentos con tres relojes -con el central como protagonista, más grande. En la consola central se destaca la pantalla táctil de 8 pulgadas para el sistema multimedia.

Ford Escort 2018

El tablero tiene como gran protagonista al velocímetro. Foto: Ford

En cuanto a la oferta motriz, el nuevo Escort cuenta con el conocido 1.0 EcoBoost de tres cilindros y el 1.5 Ti-VCT. Los dos motores son nafteros (la marca no comunicó sus potencias) y pueden asociarse a una caja manual o una automática SelecShift, ambas de seis marchas.

Si de seguridad se habla, este sedán posee seis arbags, control de estabilidad o sistema de monitorización de la presión de los neumáticos.

Por último, el equipamiento se completa con espejos retrovisores plegables eléctricos, asientos de ajuste eléctrico con memorias, cámara de retroceso, sensores de luz y lluvia, retrovisor interior electrocrómico o acceso y arranque sin llave.

No hay indicios de su vuelta a la Argentina, pero que el Escort sigue existiendo no es ningún cuento chino.

Ford Escort 2018

Se lanzó con dos motorizaciones nafteras: una 1.0 y otra 1.5, que se pueden asociar a caja manual o automática, ambas de seis marchas. Foto: Ford

Deja un comentario