Autos

Descubrí a este McLaren de calle inspirado en la competición

MSO X, así se denomina este flamante súperdeportivo inspirado en el 570S GT4 que se utiliza para las carreras, del cual sólo hay 10 unidades disponibles.

McLaren MSO X

Podría equipar el motor V8 de 570 CV. Foto: McLaren

El McLaren MSO X es una serie originada por un concesionario estadounidense que luego de llamar a la sede de la firma en Woking, Inglaterra, ha encargardo diez unidades exclusivas que fusionan el espíritu callejero del 570S para “vestirlo” de un 570S GT4 de competición.

Sobre su mecánica no se han dado a conocer los datos oficiales aunque podría equipar el mismo conjunto que el 570S. Es decir, el propulsor V8 de 3.8 litros que le permite desarrollar unos 570 caballos de fuerza. Acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,2 segundos y logra los 328 km/h de velocidad gracias a una transmisión automática de 7 marchas con levas al volante.

Más en Minuto Motor: McLaren Senna, edición limitada de 800 caballos de potencia

En tanto para elaborar al McLaren MSO X los técnicos han buscado que el conductor pueda contemplar el manejo de un automóvil de carreras pero homologado para circular por las calles. Por ello se le ha sumado una estética deportiva con bandas decorativas, apliques en fibra de carbono y tomas de aire en el techo y el capó. Además posee los nuemáticos Pirelli P Zero Corsa de competición y el amplio alerón trasero para darle un mayor agarre.

Dentro del habitáculo el McLaren MSO X cuenta con un ambiente minimalista propio de los vehículos de competición despojado de elementos para alivianar el peso. Inserciones en carbono, espacio para ocultar un casco y butacas deportivas son algunos de estos elementos. Sin olvidarse que su uso es el tránsito común y corriente, también esta equipado con la cámara de retroceso, sensor de estacionamiento y aire acondicionado, como más relevantes.

Una serie especial de McLaren que tiene destino los Estados Unidos, para que diez afortunados puedan utilizarlo y utilizar al MSO X en todo su esplendor.

Deja un comentario